Desde la casa de Nariño, el presidente de la república posesionó a 30 de los 38 magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que emprenderá la tarea de administrar justicia e investigar, esclarecer, perseguir y sancionar las graves violaciones a los derechos humanos y las infracciones al Derecho Internacional Humanitario durante el conflicto armado.

“Señores y señoras magistradas de la Jurisdicción Especial para la Paz, que orgullo y que responsabilidad formar parte de este modelo de justicia transicional único y novedoso en el mundo” expresó el presidente Juan Manuel Santos durante la ceremonia.

La JEP es el componente de justicia del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición diseñado en el Acuerdo de Paz; está conformada por el Tribunal Especial de Paz y tres salas (Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas; Sala de Definición de las Situaciones Jurídicas y Sala de Amnistía o Indulto).

Según expresó Mirtha Patricia Linares, presidenta de la JEP, las razones por las cuales 8 de los magistrados no tomaron posesión se debe a razones laborales, mientras que otros esperan el fallo de la Corte Constitucional sobre el régimen de inhabilidades aprobadas por el Congreso en la ley estatutaria que reglamenta la JEP.

En la ceremonia, también tomó juramento Giovanny Álvarez Santoyo, el director de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP.

Por su parte Victoria Sandino, integrante de la FARC, se refirió frente a las inhabilidades de los magistrados señalando que “se presentan o se plantean contra defensores y defensoras de derechos humanos, contra magistrados que hayan llevado casos de defensa de las víctimas. Y nos preguntamos frente a otras conductas y a otros hechos, como la parapolítica o el paramilitarismo allí no se dice absolutamente nada”.

La secretaría Ejecutiva de la JEP entregó un informe la semana pasada donde señala que en el 2017 más de mil agentes del Estado y alrededor de ocho mil exguerrilleros ya firmaron las actas y suscribieron el compromiso de verdad y no repetición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here