El pasado 9 de septiembre, en la vereda La Cooperativa del municipio de Vista Hermosa, Meta  en el Espacio Territorial de Capacitación de Reincorporación (ETCR) Georgina Ortiz, se llevo a cabo un taller entre  la Corporación por la defensa ambiental y desarrollo sostenible del AMEM (CORPOAMEM) y el centro de estudios regionales del sur (CERSUR), con delegados de las veredas aledañas y Bayron Yepes delegado de FARC.

La reconstrucción de la memoria histórica de los cultivadores de coca del municipio de Vista Hermosa se viene realizando con un objetivo específico, el cual es saber cómo llegaron los campesinos a sembrar la hoja de coca y cómo esta se convirtió en su sostenibilidad económica durante años y aún se vive de esta producción.

En el año1948, se ve como llega la colonización a este municipio a causa de la muerte de Gaitán, donde estos campesinos desplazados de sus territorios originarios ven una oportunidad de vida entrándose a estas selvas del departamento del Meta y así conservar su vida y la de sus hijos, colonizando  por los bordes de los  ríos, ya que éste les brindaba  alimento y un medio de transporte. Fue creciendo la población día a día y se empezó a ver que la economía que tenían para sobrevivir era la explotación de madera, la caza  y las pieles en el año 1950.

En la década comprendida entre 1960 y 1970,  llega el cultivo de marihuana y se da inicio al desarrollo de la región con la presencia de las FARC-EP, se construyen vías e infraestructura, además de la promoción de la protección del medio ambiente con los esfuerzos de los mismos campesinos. La marihuana  fue un cultivo que no duro mucho por la forma de transportarlo ,tiene mucho volumen, además, el precio hizo que se buscaran otras alternativas y no es de desconocer que los campesinos también sembraban productos de pan coger.

Al decaer la marihuana llegó la semilla de coca. En el año 1980  se empieza a sembrar  este cultivo de uso ilícito con la expectativa de que fuera un buen proyecto de vida, los campesinos aprenden a sacar la base de coca y les pareció más favorable para ellos sembrar y cultivar la hoja de coca, ya que era más fácil la comercialización de esta.

Se expandió la frontera agrícola, ya que necesitaban terreno para cultivar la hoja de coca… Se podían encontrar fundios entre 10 a 100 hectáreas de un solo campesino. Las fuerzas militares también fueron cultivadores de coca, eso hizo que en unos tiempos la traficaran con facilidad garantizando su comercialización. En los años 1983 ,1984 y 1985 hay una crisis económica por la caída de la economía. Se reactiva con la llegada de los narcotraficantes como Carlos Leder, Gonzalo Rodríguez Gacha, Pablo Escobar, siendo el campesino el productor de hoja de coca.

Entre el año 2000 y 2017 llegó al territorio el plan Colombia iniciando la erradicación y la fumigación. Nuevamente se sufre una decaída con la comercialización. La fumigación era algo que se podía evitar soqueando los cultivos para que este no muriera y en seis meses la hoja de coca estuviera lista para ser procesada nuevamente. Cuando el cultivo era arrancado y el corte se perdía totalmente con estas erradicaciones, se empezaron a presentar paros. Los conflictos entre antimotines y campesinos se dieron ya que estos ponían resistencia para que no les arrancaran los cultivo porque  era el único sustento  económico.

Hoy se tiene una ilusión con el  PNIS, se anhela  que todo lo que ha dicho el gobierno nacional sea cierto y se cumpla a cabalidad, no solo esto sino todo los puntos que hay en el Acuerdo de la Habana, ya que llevamos años con el cultivo de uso ilícito y aún el gobierno no ha podido dar solución a esta problemática del país.   

   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here